Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog
pantopolis.over-blog.com

théorie politique

A propos du "référendum catalan" : interprétation et orientation marxiste (inter-rev.foroactivo.com, Espagne)

Publié le 25 Septembre 2017 par Inter-rev.foroactivo (Espagne)

Inter-rev.foroactivo
http://inter-rev.foroactivo.com/t7097-aurora-despierta-sobre-el-referendum-soberanista-catalan-una-de-cal-y-otra-de-arena-ultraizquierdismo-de-pacotilla
 
En estas dos secciones del foro hemos aportado numerosas informaciones, estudios y posicionamientos sobre el tema.

http://inter-rev.foroactivo.com/t2020-fla-fondo-de-liquidez-autonomico-pacto-fiscal-bancos-tensiones-entre-administraciones-soberanismo-y-centralismo?highlight=fla+++soberanismo

http://inter-rev.foroactivo.com/t2349-conflicto-nacionalista-catalunya-espana

En el referéndum lo que se juega es un cambio superestructural, referente a la gestión política de los asuntos capitalistas en Cataluña, de las capacidades y recursos políticos del mando, del dominio general burgués sobre la clase obrera, o bien el bloqueo de semejante cambio por parte de las fuerzas prevalecientes en el capital español.
El aspecto político ideológico en que se representa es el de la lucha entre nacionalismos, el españolista y el catalanista. Dos venenos contra las necesidades proletarias y la revolución social internacional. Al no afirmarse una lucha obrera conjuntada y clara contra ambos nacionalismos, el campo de expresión de éstos es amplio y variopinto.
Cada bando burgués intenta atrapar en la red nacionalista popular y democrática a la mayor cantidad posible de integrantes del  proletariado y de elementos críticos de la sociedad. Cada bando habla de opresiones y engaños por parte del otro, de chulerías arrogantes y extralimitaciones, de conculcaciones de derechos, de afrentas históricas, de  truculencias interpretativas y falseamientos interesados, con numerosos sesgos característicos de la astucia oportunista burguesa por medio.  
Tengan la postura que tengan, todas las fuerzas interesadas en ambos proyectos forman parte del campo enemigo del proletariado y amigo de su explotación constantemente mantenida en sus aspectos esenciales y reformada en los aspectos que les convengan para adaptarla a las condiciones mundiales económicas cambiantes, en proceso contradictorio, así como amigo de su encauzamiento  como clase dominada, fragmentarizada y ajustada laboralmente y como ejército de reserva de mano de obra, hacia un magma ciudadanista atraído e influenciado por un proyecto burgués.

El proletariado, por su situación en esta sociedad, constituye una clase para la cual ningún surgimiento de una nueva nación con Estado propio puede aportar algo favorable a su emancipación, y tampoco el mantenimiento del statu quo político y administrativo actual. En este caso particular, el Estado catalán no surgiría contra una estructura feudal precapitalista, sino que  forma parte desde hace mucho de un marco económico capitalista, habiéndose desarrollado y estabilizado intensiva y extensivamente el dominio burgués. Las disputas parten de desgarros entre facciones de la clase dominante... en un esquema denominado comunmente de “globalización”, de internacionalización intensa del capitalismo, limitadora de los movimientos y capacidades nacionales y estatales específicas.
Las ataduras al nacionalismo español en la clase obrera son antirrevolucionarias y reaccionarias, lo cual se evidencia flagrante y especialmente en estas condiciones de internacionalización capitalista. Asimismo las nuevas ataduras al nacionalismo catalanista no lo son menos. Un nuevo Estado catalán solo beneficia al capital catalán independentista y no debilita aspectos esenciales del imperialismo capitalista respecto a la clase obrera. Meramente reformula las cuotas relativas de cada capital y su capacidad para establecer alianzas en la competencia internacionalizada, o de favorecer-marginar a sus aliados inmediatos y próximos.
Con el modus operandi actual, tanto la burguesía españolista como la catalanista participan del proceso de acumulación capitalista y de dominio sobre la clase burguesa sobre el trabajo asalariado. Lo que está en juego fundamentalmente son cuotas de poder y % de plusvalía obrera arrebatada. La burguesía independentista catalana quiere dejar de lado la parte económica de sus responsabilidades en el dominio conjunto sobre el proletario español con la burguesía española y españolista. Quiere usar sus propios recursos para su propios proyectos económicos, en infraestructuras, en I+D, en materia financiera, etc. Quiere disponer de mayores capacidades propia para gestionar la Parte visible e invisible del iceberg de mordidas y corruptelas, judicializadas y arrinconadas por el corrupto capital españolista dirigido por PP secundando de manera destacada por el PSOE y Cs. Quiere disponer de más cuerda y nudos para el ejercicio del “dumping social” en materia de relaciones intereconómicas imperialista$, un mundo de nutrida e intensa competencia donde los Estado$ se vuelcan.
Las recursos formales del FLA y las finanzas, las cuotas, los mecanismos de deuda, de financiación autonómica y de la deuda, etc., son una parte de las formas en que se dirime esta pugna.
El proletariado nada bueno y positivo obtiene de todo ello. No tiene por que apoyar a unos u otros.
Evidentemente la burguesía catalanista independentista, una parte de la burguesía catalana, está interesada en disponer de los recursos estatales y administrativos propios, ya que le queda corto y restrictivo el actual marco estatutario constitucional, pero eso supone enfrentamientos de gran calado con el Estado español y con la UE.. en tiempos en que la capacidad de un Estado es limitada en materia de política económica y de operatividad e iniciativa en lo tocante a movimientos político-militares.
El hipotético triunfo de un Estado nacional catalán no tendría asegurada la entrada en la UE, sería bloqueado por el español, y con bastantes probabilidades por el alemán, el francés y otros pesos pesados, con lo cual dejaría de tener las ventajas del euro y su área, intentando acceder indirectamente a ellas. Emitiría deuda propia en base a sus posibilidades económicas y financieras, pero tendría que montar una moneda propia, sin disponer de derechos del libre cambio y circulación económica capitalista en la UE. Asimismo tendría en contra a numerosas, fuertes y significativas fuerzas del capitalismo  internacional. Los lío$ están servidos.
Cataluña no es una zona pobre y secundaria del esquema económico estatal español, pero tampoco la correlación de fuerzas está totalmente a favor de su bando independentista, en el cual se impuso  el ala radical favorable a agilizar el paso, a acortar procedimientos y tiempos para realizar este referéndum, metiendo más energía y tensión legal y extralegal en el denominado Procés. ERC ha ido limando capacidad al PdeCat, fruto de la eliminación de lastre moderado y más posibilista en la anterior CiU. Y la CUP hace enormes esfuerzos para atraer disciplinadamente a la pequeña burguesía que encuadra, izquierdista e independentista catalana. Y se callan o miran al cielo cuando el President y los jefes de los Mossos hablan de incontestable adscripción del hipotético nuevo Estado catalán a la OTAN...
Por el tipo de limitadas promesas dirigidas a la clase obrera podemos concluir que no disponen de grandes recursos para atraer con migajas a la clase obrera, por lo cual han de forzar el tono en materia política y cultural democrática y catalanista. Terrenos propios de la burguesía y muy en particular de su facciones pyme.
Los términos del referéndum son anticonstitucionales, y por ello PP, PSOE y Cs se mueven política y legalmente como han hecho y hacen. La socialdemocracia dice que no hay que salirse de la legalidad, pero añade que hace falta un esfuerzo político, hablando de nación de naciones, federalismo no asimétrico, pactos y diálogos necesarios, etc. Todos evitan hablar claro de sus recursos finales de fuerza para bloquear el proceso soberanista catalán, porque hay un sector aún indeciso del cual pueden captar votos el bloque soberanista de ERC, PdeCat, la CUP y el océano de entidades sociales que componen el magma nacionalista catalán (ANC, Òmnium cultural, etc.).
Las fuerzas españolistas le dicen al proletariado que es mejor mantener el actual statu quo político administrativo. A lo sumo hablan de un leve reordenamiento en materia fiscal y autonómica. Hay mucha demagogia y cortinas de humo reiteradas, como vimos con el tema de las balanzas fiscales. Podemos e IU mantienen un tira y afloja oportunista, dando ahora una de cal y luego otra de arena.. o de lo tengan a mano. Parte del empresariado catalán se ha manifestado contrario al independentismo. En el campo sindical democrático tenemos lo siguente:
"1 de Mayo 2017. Antes de iniciar la marcha los líderes sindicales de CCOO y UGT en Catalunya, Javier Pacheco y Camil Ros, realizaban declaraciones a los medios. Pacheco ha aprovechado para declararse a favor del referéndum asegurando que “los derechos sociales van de la mano con los derechos nacionales de Catalunya”. En su alegato mantiene que es necesario “dar al pueblo” catalán una consulta ante el derecho de los ciudadanos a “decidirlo todo”. El secretario general de CCOO ha apelado a los sindicatos a ocupar “todos los espacios de negociación y concertación social” para continuar la lucha laboral".
http://www.e24diari.es/texto-diario/mostrar/727333/secretario-general-ccoo-catalan-defiende-referendum-dia-trabajo

Lo anterior son fragmentos del esbozo, pero lo que está claro es que mantener el estatu quo actual permite al capital seguir como de costumbre.
La pregunta es: ¿la independencia catalana favorecería a la clase obrera?. No hay ningún elemento para acreditarlo, y si algunos referentes negativos: una nueva nación, con sus fronteras, sus sistemas específicos de administración y legislación, supondrían un aporte a un nuevo impulso de la división y fragmentación del proletariado, algo que va contra sus intereses emancipatorios internacionalistas y revolucionarios. Como clase lo único que obtiene del catalanismo independentista es una promesa demagógica de mejora, algo que contrasta abiertamente con la práctica de estas fuerzas al frente de la Generalitat, del gobierno autónomo actual de Cataluña. Las prebendas van al campo burgués.
Asimismo tales supuestas ventajas están siempre sometidas a que la clase obrera no se constituya y actúe independiente y mundialmente como clase, con intereses, organización, formas de lucha, programa, objetivos, organismos de unificación coordinación y poder social y político colectivo, y por supuesto de su partido de clase, mundial y comunista. Es decir, quieren que sea un apéndice laboral, político y social de su querida entidad popular, entidad interclasista, donde la clase obrera es un sector más, subordinado a objetivos burgueses, frecuentemente a una mezcla de los intereses específicos de la gran, la media y la pequeña burguesía.
El independentismo hace mucha presión en el sentido abstracto de que la independencia mejoraría la cuestión obrera, en una zona donde hay peso y tradiciones obreras, y mucho reformismo, al que pugnan por encuadrar desde el PSC hasta la CUP, los sindicatos del sistema, IU y Podem, etc. Pero no disponen de muchas migajas y capacidade$ para generar un bloque frentepopulista sólido anclado en mejoras económicas. La mistificación debe ser intensa, en especial con la diana de una población obrera ciudadanizada, es decir ajena a sus intereses anticapitalistas como clase. En el terreno democrático todo está preparado y funciona para que ganen opciones de la ciudadanía como entidad necesariamente burguesa del si$tema, como coágulo de intereses burgueses mistificados, del si$tema que impide estructurar la fuerza de la clase explotada como una entidad colectiva autónoma frente al capital y sus diversas fuerzas, estructuras e ideologías, un si$tema blindado a todos los niveles para evitar desbordes y complicaciones que impliquen cuestionar y obrar contra las  relaciones de propiedad, producción y distribución capitalistas. Un si$tema que llegado el caso cuenta con efectivos organizados, astucia y experiencia suficiente para reprimir con dureza y agilidad. Y porras, tanquetas, centros de detención, armas de fuego y demás tienen tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil o el ejército del Estado español como los Mossos d´Escuadra de la Generalitat catalana.
Para el proletariado el marco menos desfavorable es el de la federación, no el actual ni tampoco el nuevo Estado catalán independiente. No se efectivizaría una división más y se reelaborarían los vínculos en la relación de fuerzas entre burguesías en pugna. Pero no está ni en sus objetivos conquistar tal marco reelaborado, ni mucho menos en sus posibilidades operativas y organizativas, dado el lamentable estado de sus fuerzas.

Ninguna opción marxista es hoy algo más que una hipótesis, y ninguna fuerza de las que a día de hoy se reivindican del internacionalismo proletario genuino pueden hacer algo más que escribir o a lo sumo editar alguna hoja o publicación o realizar alguna reunión privada o pública. Los pocos organismos de tipo internacionalista y comunista existentes están muy limitados y superdébiles. Además sus posiciones y actitudes no son coincidentes.

La pretensión de cambiar las cosas de forma activista está condenada al fracaso y a aportar un  nuevo saco de arena a la confusión y el oportunismo reinantes. La pretensión de influenciar a sectores de la pequeña burguesía para que cambien es idealista y falaz, como con los sindicatos del sistema, y si se intenta será callando y maquillando sobre cuestiones básicas; en suma haciendo oportunismo y aportando más dosis de confusión. Su racionalización, cuando se produce, se produce en el terreno pequeñoburgués, en el contexto de disparidades y luchas entre facciones de intereses burgueses, con la pretensión del amparo del capitalismo estatalista, catalán o español, o del tipo que sea.

Pretender que el referéndum sea lo que no es ni puede ser es mero idealismo voluntarista.

Résumé très succinct en français des thèses d'inter-rev.foroactivo.com sur le référendum catalan, par Pantopolis : 

http://inter-rev.foroactivo.com/t2020-fla-fondo-de-liquidez-autonomico-pacto-fiscal-bancos-tensiones-entre-administraciones-soberanismo-y-centralismo?highlight=fla+++soberanismo
http://inter-rev.foroactivo.com/t2349-conflicto-nacionalista-catalunya-espana

 

Référendum  catalan : basta ya !

Lutte de classe internationaliste, !

 

L'aspect politique idéologique sous lequel se présente ce référendum d’indépendance est une compétition entre deux nationalismes : espagnol et catalan. Ce sont deux poisons utilisés contre le prolétariat et la révolution sociale internationale…

Chaque faction bourgeoise essaie de pêcher dans le réseau nationaliste populaire et démocratique le plus grand nombre possible de prolétaires et d’éléments critiques de la société…

Quelle que soit leur position, toutes les forces en présence dans ces deux projets nationalistes font partie du camp ennemi du prolétariat, de ceux qui soutiennent et profitent sans vergogne de son exploitation…

…  l'État catalan… fait depuis longtemps partie d'un cadre économique capitaliste…. Les conflits actuels entre l’État espagnol et l’État catalan sont le produit des contradictions grandissantes entre fractions de la classe dirigeante ... dans un schéma historique communément qualifié de «mondialisation» : une intense internationalisation du capitalisme, limitant les mouvements et capacités spécifiques du capital à l'échelle nationale et locale.

Pour la classe ouvrière, s’inféoder au nationalisme espagnol et/ou catalan est contre-révolutionnaire et réactionnaire… surtout dans les conditions d'internationalisation capitaliste. Un nouvel état catalan indépendant ne profitera qu’au seul capital catalan et ne fragilisera en aucun cas pas les formes essentielles de l'impérialisme capitaliste en ce qui concerne la classe ouvrière. Il s’agit de déterminer la part respective revenant à chaque fraction nationale du capital; il s’agit aussi de la capacité de chacune à former des alliances capitalistes dans le cadre d’une concurrence internationalisée…

Dans le mode de fonctionnement actuel du Capital, la classe dominante espagnole et catalane participe au processus d'accumulation capitaliste et de domination bourgeoise sur le travail salarié. Ce qui est en jeu, c'est fondamentalement la question de la quotité de pouvoir respectif ainsi que celle de la répartition du surplus de main-d'œuvre excédentaire. La bourgeoisie catalane, si elle obtient son indépendance, veut laisser tomber la « partie économique », et donc le prix à payer pour ses responsabilités dans la domination conjointe catalano-espagnole du prolétariat d’Espagne. La bourgeoisie catalane veut utiliser «ses» propres ressources – qu’elle a amassées sur le dos des prolétaires – pour «ses» propres projets économiques dans le domaine des infrastructures, de la Recherche-Développement, des finances, etc. Elle veut avoir une plus grande capacité à gérer la partie visible et invisible du gâteau capitaliste face au «pouvoir madrilène» qu’il soit celui du Parti populaire ou du PSOE (et ajouterons-nous celui de Podemos s’il venait au pouvoir), jugé plus «corrompus» qu’elle... Elle veut disposer de plus de cordages et de solides nœuds coulants pour exercer librement le «dumping social» dans le domaine des relations inter-capitalistes, un monde de compétition sans pitié pour les capitaux les moins compétitifs et surtout les exploités, toujours plus pressurés et appauvris.


Pour le prolétariat il n’y a rien de positif à attendre de ce référendum ! Prolétaire! Tu ne dois soutenir ni l'un ni l'autre de ces nationalismes, espagnol ou catalan!

 

25 septembre 1925.

Commenter cet article